Cómo Vivir Súper Frugal

Jan 23, 2020

Planeando

CÓMO VIVIR SÚPER FRUGAL | HABITOS FRUGALES

1. PLANEA EL PLAN Y LUEGO VIVE EL PLAN

Es crucial que tengas un plan para tu dinero. Algunas personas llamarían a esto un presupuesto. Porque un presupuesto en su forma más básica es simplemente un plan de gastos.

¡Necesitas saber a dónde va todo tu dinero! Pero antes de siquiera mirar a dónde va, necesitas tener un plan sobre a dónde quieres que vaya.

Hazte preguntas como:

  • ¿Cuáles son tus prioridades financieras?
  • ¿Cuáles son tus metas?
  • ¿Que es importante para ti?

Una vez que hayas respondido estas preguntas, mira en qué estás gastando dinero y si eso se alinea con tu plan. Si no, necesitas hacer algunos cambios.

Segundo punto, una vez que tengas el plan, debes asegurarte de que estás haciendo la segunda mitad, o sea viviendo bajo este plan. Por lo tanto, para realizar un seguimiento de tus gastos, debes realizar el check-in semanalmente, considera cambiar a un presupuesto en efectivo, sea lo que sea que necesites hacer para mantenerte al tanto de tu dinero, ¡simplemente hazlo!

2. ASEGÚRATE DE INCLUIR UN FONDO DE EMERGENCIA EN TU PLAN

¡Nada descarrilará tu plan de gastos más rápido que los gastos inesperados o irregulares! Tu auto se descompone, alguien se enferma, olvidaste planificar tu factura de impuestos a la propiedad, etc…Todos estos gastos podrían cubrirse con un fondo de emergencia totalmente. De esta forma no tendrás imprevistos que generen caos a tus finanzas.

3. SABER LO QUE YA TIENES

Cuando sepas exactamente lo que tienes, puedes identificar rápidamente lo que no necesitas. Saber lo que tienes puede ayudar con esos impulsos de gastar innecesariamente. Utiliza todo lo que tengas y haz una lista de lo que no usas, lo que necesitas realmente y lo que puede esperar, de esta forma mentalmente estarás consciente de que tal vez, esa blusa que tanto te gustó no sea necesaria ahorita y mejor ahorrar esos 5 dólares para algo más útil.

4. ELIGE ELEMENTOS REUTILIZABLES.

Puede ser difícil deshacerse de la conveniencia de los desechables, pero cuando necesitas hacer que tus centavos cuenten, una pequeña inversión puede pagar dividendos.

Aquí están mis productos reutilizables favoritos:

Bolas Secadoras De Lana. No solo te ahorran dinero en las sábanas, sino que reducen el tiempo de secado hasta en un 25%, lo que te ahorra dinero en el servicio de electricidad y omite los productos químicos agresivos que se pegan en tu ropa.

Envolturas de alimentos de cera de abejas reutilizables. ¡Una alternativa fantástica a la envoltura de plástico! Mantiene la comida fresca y simplemente lavas con agua y jabón. También vienen en una variedad de tamaños.

Almohadillas desmaquillantes reutilizables. Estos son algodón orgánico.

Almohadillas de trapeador reutilizables Swiffer Sweeper de microfibra. Este es un conjunto de dos almohadillas de microfibra lavables a máquina.

Copas K reutilizables. Puedes comprar tu café molido favorito a granel y usar estas pequeñas bellezas para ahorrarte TONELADAS DE DINERO en k-cups regulares.

Bolsas de almacenamiento de alimentos reutilizables. Son la mejor opción tanto ecologica como frugalmente.

5. HAZTE MAESTRO DIY

Te sorprenderá cuánto puedes hacer por ti mismo. Entre Google, Youtube y Pinterest tienes una gran cantidad de recursos al alcance de tu mano. No seas tímido, ¡sé creativo!

CONCLUSIÓN

El dinero es una herramienta. Aprender a vivir bien con menos te coloca en un lugar de poder sobre tu vida y tus finanzas. No tengas miedo de hacer cambios en tu vida.

Donde quiera que comiences, ¡la parte más importante es que comiences!

Convive Con Nosotros

Solicita un préstamo a tu medida, AQUÍ